Prevenir antes que curar, es lo mejor que podemos realizar como sociedad!

Préstamos 911, “Tu Salvavidas Financiero”, te da recomendaciones para protegerte del fraude electrónico:

Correcto:
• Instala en tu computadora, tablet y smartphone un anti-virus y un anti-malware, debes mantearlos actualizados.
• Elije claves que un tercero no pueda adivinar, contraseñas fuertes con letras, números, símbolos y acrónimos de una frase. Modifica tus claves cada cierto tiempo, sobre todo si sospechas que alguien más las conoce.
• Siempre asegúrate que el contenido del mensaje enviado por correo electrónico es adecuado y que la dirección del destinatario sea correcta antes de enviar algún correo.
• Antes de ausentarte del trabajo cierre la sesión de tu computador y utiliza un salva-pantallas con protección por contraseña.• Antes de ausentarte del trabajo cierre la sesión de tu computador y utiliza un salva-pantallas con protección por contraseña.
• Realiza copias de seguridad periódicamente de tus archivos y documentos importantes.

Incorrecto:
• Trabajar sin ningún tipo de anti-virus y anti-malware en tu computadora, tablet y smartphone.
• Permitir que otra persona utilice tus datos de acceso y escribir tus claves en papeles, en el teclado o monitor.
• Abrir archivos adjuntos o enlaces web de fuentes desconocidas o hacer clic en enlaces que parezcan extraños.
• Cualquier correo que te pida que hagas algo “urgente”, probablemente es un intento de phishing (consiste en obtener datos personales mediante correos fraudulentos haciéndose pasar por entidades bancarias, cajas de ahorros, etc. cuando no lo son).
• Enviar claves o datos personales mediante correo electrónico.
• Olvidar documentos con información sensible en tu escritorio o en la bandeja de la impresora y permitir que terceros usen su equipo de trabajo sin autorización.
• Divulgar información a la que tiene acceso en tus tareas habituales y descartar archivos o documentos en la papelera sin destruirlo previamente.
• Compartir información sensitiva en tus redes sociales que cualquier persona puede acceder y utilizar para aprovecharse de ella.

Ojo! sospecha de quien te pida contraseñas, números de tu Token Digital u otros sistemas de protección.